dijous, 25 de setembre de 2008

Opinión Atrevida "La goma culpable" (Crónica I)

Buenas, hoy pienso opinar sobre algo que a los jóvenes, segurísimo que alguna vez en su vida, le ha ocurrido: La goma culpable.

Cuando estáis acabando los 12.456 ejercicios que os puso el profesor/a de historia, que tiene cara de estreñido/a todo el día que al mirarle a los ojos 2 segundos seguidos hace que su cerebro capte un sentimiento de burla hacía él, y te dice "Pepito, vaya usted a la sala de profesores!".
Bien, cuando estas acabando el ejercicio 12.456 el compañero del lado te da con el codo "sin querer"
(más que nada, creo yo que es por rabia que mientras tu estas acabando el todavía va por el 8.976) haces un tal rayote con el lápiz que casi arrancas la página y le das a la cabeza al de delante. ¿Que sueles hacer?
- Chuparte el dedo, o bien con tu propia sudor, limpiar el rayote... no lo recomiendo si el profesor puntúa mucho la limpieza.
- Aguantarte y empezar la página, tampoco lo recomiendo porque si estas por la parte final y encima has escrito por detrás da cierta rabia y corre el peligro que le claves el cartabón al compañero del lado.
- Pedir una goma.

Todos optamos por pedir la goma, pero como de costumbre o bien se nos ha olvidado, se la quedado nuestro hermano/a o se la comido el perro. Por instinto hacemos un gesto de que borramos al compañero del lado, pero como él se acuerda de la vez que te dejo la regla de 30 cm y tu al acabar le devolviste una de 0,0001 mm esta vez... no querrá. ¿Quién hay después del de nuestro lado? Al "amigo" (que nunca hablamos) de atrás, que lo bueno que si no quiere hablar contigo y esta delante no se girará, pero el de atrás no tiene más remedio que hacerte caso y escucharte.
-A..ad...
-Me llamo Adomicilio.
-Adomicilio, amigo, ¿me dejas la goma?
-Si...claro.
Cuando ya te la esta dando y ves que vas a poder acabar los 12.456 ejercicios el profesor/a se acerca con una cara de estreñido tan impresionante que te cagas, es cuando se te cae la goma al suelo y te acusa de hablar con el de atrás.
Mientras cojes la goma el profesor te echa una bronca de dos palmos de narices y sientes como toda la clase te esta mirando y algunos riéndose entre dientes.
- Solo le pedía la goma, profesor.
- No no no no no no no no no no no, estabas hablando con él que te visto!
- No es justo! Mire mire pero si estaba acabando los ejercicios, no tenía tiempo para hablar.
Cuando a un profesor se le cruzan los cables y piensa que estabas hablando... es que estabas hablando y como mas te quejes peor serán las consecuencias:

1 contestación: Te perdona la vida con la mirada y te deja libre.
2 contestaciones. Te deja libre, pero con la condición que a la segunda vez, te manda fuera.
3 contestaciones. Te manda fuera entre 5-15 minutos. ( o hasta que un alumno se lo recuerda)
4 contestaciones. Muerte prematura.

Al final algún "héroe" interviene diciendo que tu tenias razón que solo le has pedido la goma, el profesor ya balbucenado opta por echar a los dos de la clase.

Moraleja: Asegurate de llevar una goma.

Saludos.

Los blogs se parecen a sus amos. "Opinión Atrevida"